Rendimiento
          Extremo
Introduzca su PC a un guardaespaldas personal. Cuando se trata de una pelea, un armario para PC de Armagard siempre sale ganando. Esperamos que los siguientes ejemplos hablen por sí solos

Impacto carretilla elevadora
British Sugar apreció el valor de un armario para PC de Armagard cuando una carretilla elevadora de dos y media toneladas golpeó más de €8520 valorados en equipo informático en su fábrica Bury St Edmunds. El PC y la impresora de etiquetas €7100 - protegidos dentro de un armario Armagard Compacto Todo en Uno reinició inmediatamente después del accidente permitiéndoles continuar así con tan sólo una pequeña interrupción.

Colapso del techo 1
Un armario Todo en Uno de Armagard resistió el impacto de la caída de tuberías de hierro de 6" de diámetro desde el techo de una fábrica de textiles. Como se puede observar, el monitor y el PC quedaron en buen estado permitiendo continuar las operaciones sin interrupciones. De haber colapsado el armario, los dispositivos de control del telar valorados en €28,400 también habrían sido destruidos y la producción habría sido gravemente afectada.

Enjuague y Corrosión
En esta fábrica de procesamiento de pescado, los armarios inoxidables de Armagard protegen con éxito los PC del lavado diario y ambiente salino elevado. Usted puede ver a diario los depósitos un lado del armario.

Colapso del techo 2
Armarios inoxidables para PCs e impresoras de Armagard después del derrumbe de un techo en Northern Foods. Todos los equipos de computación dentro de los armarios sobrevivieron ilesos y fueron trasladados a una línea de producción temporal. De haber contado con unos armarios menos robustos estos se hubiesen derrumbado en el momento del impacto.

Temperaturas de congelación
En las zonas de almacenamiento de congelados en Birds Eye Walls, los armarios para PC de Armagard permiten operar a una temperatura ambiental de -25C. Un módulo HEATPLUS Armagard mantiene una temperatura constante dentro de cada armario.

Oleadas eléctricas
Una poderosa oleada eléctrica en la planta de suministro eléctrico en Johnson Matthey causó dañ'os irreparables a tres estaciones de pesaje por valor de €8946. Dos de las estaciones estuvieron fuera de línea por un día, mientras que la tercera no pudo ser sustituida por 12 días. La interrupción de operaciones de 24/7 y la pérdida financiera fue descrita como "significante". Otras siete estaciones de pesaje instaladas en los armarios para PC Armagard sobrevivieron sin daños debido a que estaban equipadas con estabilizadores automáticos de tensión como estándar.